El mito griego de “Eco” en la era digital

Pocas profesiones escaparán a las consecuencias de la revolución tecnológica que estamos viviendo. Granjas automatizadas, taxis autónomos sin conductores al mando, drones y robots que se encargan de la última milla en la entrega de paquetería… Según un estudio de investigación elaborado por la Universidad de Oxford, el 47% de los puestos de trabajo desaparecerán en los próximos 25 años. 

Parece lógico pensar que los avances en la robótica y la inteligencia artificial podrán sustituir fácilmente aquellas profesiones cuyas tareas puedan ser realizadas por máquinas, pero no aquellas profesiones creativas, porque la creatividad es uno de los últimos bastiones ante el avance prácticamente imparable de las máquinas, una característica humana insustituible…¿no es así? 

Con esta verdad inapelable en mente, se ve uno confrontado con algunas realidades.  

En la Universidad del Futuro de Hakodate, Japón, inscribieron la novela corta escrita por Inteligencia Artificial a un Premio Literario y superó el proceso de selección sin que los jueces se percatasen de que su autor no era humano. De hecho, en el campo de la comunicación, algunas predicciones apuntan a que en 15 años más del 90% de las noticias que podremos leer en los medios de comunicación estarán escritas por bots 

En el ámbito del diseño, el estudio realizado por John Maeda “Design in Tech Report” de 2018, apuntaba a que el 65% de los diseñadores encuestados compartían la creencia de que en menos de 10 años la inteligencia artificial sustituiría a los diseñadores dedicados a la identidad visual. De hecho, existen ya programas liderados por la Inteligencia Artificial como Wix ADI que propone colores, diseño visual e imágenes en base a los contenidos facilitados por el usuario para la generación de páginas web, u otros como Adobe Spark que dan soporte para la creación de contenido para redes socialesDestaca también en esta disciplina el diseño generativo, una metodología que se sirve de algoritmos para ayudar al diseñador a generar las normas que definen un diseño, y que dan como resultado soluciones como la cartelería utilizada para el Graphic Design Festival Scotland 2017,realizado por el estudio Glasgow Graphical House 

Como colofón, a todo lo anterior, en el sector del arte, el cuadro titulado “Portrait of Edmond de Belamy”, generado por inteligencia artificial, fue subastado en Christie’s octubre de 2018 por valor de medio millón de dólares… 

Visto lo visto, la verdad inapelable da paso a una mezcla de angustia y preocupación…¿Dónde queda nuestro carácter único como humanos? ¿Deja de ser la creatividad una característica puramente humana? Y en caso de que las máquinas puedan asumir esta capacidad, ¿en qué se convertirán creativos y diseñadores en un futuro? 

Con esa pregunta de base, el Cluster Diseño, impulsado por Barcelona Centre de Disseny, junto con everis, han impulsado el estudio que lleva por título “Fears and Cheers of Designers and their Designs. La consultora tecnológica ha sumado esta investigación en su ciclo Fears and Cheers que dedica tiempo al estudio del impacto de la tecnología en diferentes sectores y profesionesEn esta investigación se ha contado con la participación de 8 empresas del Cluster Diseño pertenecientes a diversas disciplinas como el diseño gráfico, la moda, el diseño de producto, el interiorismo y la experiencia de usuario, teniendo así una visión amplia del contexto del diseño. 

Confrontados con estas realidades, y en especial con el papel significativo que la Inteligencia Artificial cobra en el mundo del diseño, los profesionales participantes en el estudio oscilaron entre la sorpresa inicial al ver las nuevas capacidades creativas de esta tecnología y una visión más críticreflexiva de la situación. 

La tecnología como herramienta y el diseño como orígen   

El ser humano tiene una capacidad que lo define y diferencia de otras especies y máquinas: la posibilidad de crear. El proceso creativo es complejose entrelazan muchos estímulos como el contexto, factores socio-culturales, emociones, tendencias, y teniendo en cuenta todo ello se van tomando decisiones constantemente hasta llegar a un resultado, a una creación. 

A día de hoy la Inteligencia Artificial nos despliega sus nuevaposibilidades: puede crear formas, texto, paletas de colores hasta llegar a diseñar una composición homogénea y correcta. Entonces, ¿dónde quedan los diseñadores? 

Lejos de verse retados y sustituidos por las máquinas, estos toman una actitud contundente al respecto. Al mostrar resultados concebidos por Inteligencia Artificial uno de los diseñadores  participantes destaca que “las creaciones (humanas) estan dotadas de alma” mientras que del resultado creativo generado por Inteligencia Artificial asegura “no es conmovedor, se trata de un ejercicio formal”. 

Los diseñadores observan la tecnología como lo que es, una creación humana. Hacen énfasis en que en que las decisiones que toma la tecnología previamente han sido definidas por nosotrosEste nuevo paradigma donde personas y máquinas pueden diseñar genera un nuevo retoanalizar y extraer los principios de creación de los diseñadores para poder extrapolarlos a la tecnología y así programarla.  

Este reto recuerda el impacto de las decisiones del diseñador, ya que el círculo de decisión empieza en la mente humana y acaba en el mismo punto. 

La mirada crítica del diseño   

La irrupción de la Inteligencia Artificial en el mundo del diseño dota a la tecnología de cierta autonomía para crearEsto combinado con la velocidad, la sencillez de replica y la impactante capacidad de distribuir el mensaje que aportan las nuevas tecnologías, desencadena una actitud reflexiva en los diseñadores.  

Teniendo en cuenta el nuevo alcance de los diseños, en un mundo globalizado, florecen dos principios esenciales que todo diseñador y diseño debe contemplar. En primer lugar se apela a la creación de tecnología útilbuscando prevenir los desequilibrios sociales, potenciando el desarrollo de las personas y no generando nuevas necesidades.  

Otro aspecto a favorecer es sumar al medio ambiente, no restar. Aprovechar las investigaciones tecnológicas relacionadas con la creación de nuevos materiales alternativos y respetuosos con el medio ambiente se presenta como una fuerza motriz para los nuevos patrones de diseño 

Los diseñadores, además, ponen acento en la importancia que recae en su figura para imaginar y reproducir diseños honestos y sostenibles, teniendo un impacto positivo en todas las aristas donde el diseño entra en contacto con la sociedad.  

El ruido que uniformiza 

Y si bien la inteligencia artificial podría parecer en un inicio el principal peligro al que deben enfrentarse las profesiones creativas, el estudio demuestra que tecnologías mucho más mundanas y asimiladas están teniendo una incidencia transcendental en el proceso creativo.  

Por un lado, internet y las redes sociales han posibilitado acceder a cantidades ingentes de información imprescindibles para comprender contextos y elegir las mejores herramientas. Además, ejercen de altavoz del diseñador y de su trabajo y posibilitan acceder a nuevos mercados.  

Sin embargo, el manejo y la atención que requieren estas herramientas llevan a los diseñadores, como en otras profesiones, a un agotamiento cognitivo, siempre alerta, siempre conectados.  

Pero sobre todo, preocupa una consecuencia clave de su uso: la merma de la capacidad creativa y de la originalidad. Y es que, confrontados en nuestro día a día al flujo de información donde usuarios y los propios diseñadores encuentran la tendencia del momento, los resultados de los procesos creativos acaban por ser uniformes. Así, el creativo, acaba por no poder identificar si su obra es genuinamente suya o el reflejo de otros…El mito de “Eco”, la ninfa de la mitología griega que se ve condenada por Zeus a repetir las palabras de otros y a no poder decir nada por sí misma, y a través de la cual rinde homenaje Jaume Plensa a nuestra sociedad en su escultura en el Madison Square Parc en Nueva York.  

Mitología griega en la era de la transformación digital, nada más contemporáneo.

Sonia Monclús – Clúster Manager de Barcelona centre de Disseny
Experience Design – Everis

 


Agradecimientos a las empresas participantes en el estudio Fears and Cheers of Designers and their Designs”:
Esiete, Equipaje Bcn, Lievore Altherr, Bloomint Design, Estudi Bonjoch, Clase Bcn, Teixidors.

Menú